Se encuentra usted aquí

¿Qué ver?


Descubre Picassent y sus encantos repartidos por el pueblo y su término

IGLESIA PARROQUIAL DE SAN CRISTÓBAL

Está dedicada a Sant Cristòfor y fue construida en 1712, sobre otra más antigua que la parroquia poseía desde su erección como tal en 1612. Es de estilo renacentista, con posteriores añadidos de estilo barroco.

 


 

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE VALLIVANA

Fue construida en 1738 en agradecimiento por el auxilio concedido por la Virgen de Vallivana durante una epidemia, a iniciativa del entonces rector Miquel Carbón. Se abrió al culto en 1743 y se hizo una restauración general en 1900, año que queda reflejado en una inscripción junto a la puerta.

La ermita se encuentra en el centro de la población, frente a la Plaza de la Ermita en la cual se levanta una esbelta cruz de piedra. La fachada, de estilo neoclásico, está adornada con pilastras y remate en cornisa y amplia espadaña de cuerpo doble con sendas campanas, remate por una cruz blanca. Del conjunto sobresale la airosa cúpula de tejas azules y blancas, coronada por adornos de piedra y una cruz de hierro y con restos de policromia en su tambor, en el cual se abren ocho ventanales. A la puerta de entrada, recta y adintelada, se accede por grada de dos escalones. A ambos lados tiene bancos de piedra y, sobre ella, se abre un nicho rectangular con retablo cerámico de la titular, el nombre del templo y la leyenda Electa ut Solo. Más arriba hay una ventana con cristalera.

El interior, muy iluminado y de regulares proporciones, tiene planta de cruz latina con piso endauat, cubierta por vuelta de cañón de un sólo tramo y cúpula en el crucero. Posee dos capillas a cada lado, dos de ellas dedicadas a San Juan Baptista y al Cristo Crucificat, y las otras dos con pinturas de Juan Vicente (1952) alusivas a la devoción mariana. El retablo neoclásico del altar mayor, de dos cuerpos, está presidido por la imagen de la Virgen de Vallivana. También son de destacar varias imágenes de santos pintadas en medallones laterales y las figuras de los evangelistas que decoran las conchas.

 


TORRE ESPIOCA

La torre de Espioca se encuentra junto a la autopista A-35 Valencia-Albacete en la localidad de Picassent, en la comarca de l'Horta Sur de la provincia de Valencia. La torre es de planta rectangular, y su base mide 4'95 x 5'6 metros. El interior se distribuye en cuatro pisos.

Junto a la torre pueden verse también restos de algunas estructuras habitaculars, y especialmente al nordeste de la torre aparecen fragmentos de cerámica. Para su construcción se empleó piedra y argamasa.

Fue construida por los musulmanes en el siglo XI, y formaba parte del sistema defensivo de Valencia. Existen referencias escritas sobre esta torre en el Libro del Feits o Crónica de Jaume I (1233) y en el Libro del Reparto (Libro del Reparto) (1238). Se encuentra bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Su arquitectura y su época de construcción es muy similar a la otros torres o castillos de las comarcas del centro de la provincia, como son las torres de Almussafes, las de Benifaió (especialmente de la Torre Muza), la del Castillo de Aledua (en Llombai) y otros más.

 


MASIES

Se debe de también reseñar el número grande (debido a razones de geografía económica, un término municipal relativamente amplio que dio lugar a la figura de propietarios absentistes, combinada con el minifundisme propio de la región) de masías levantadas por familias nobles o burguesas de Valencia o Madrid. Así, el Cortijo de Reig o el Cortijo del Papa fueron ejemplos de propiedades burguesas y la Masía de Espioca es un ejemplo de propiedad aristocrática.

También hay en el casco urbano construcciones propias de una burguesía de medios propietarios agrícolas; ejemplos de ellas son la Casa Chanzá, en la Plaza del Ayuntamiento, la Casa Forriga de Tarazona, en Calle Colón, o, en la Calle Mayor, la Casa Fontavella, la Casa de la Cúpula (llamada así por la peculiar media cúpula que presenta en su fachada, justo frente a la Casa Fontavella), o la Casa de los Algepsers.


En definitiva, Picassent es un pueblo para conocer, vivir y disfrutar.

 

< IR A HISTORIA

IR A ENTORNO >

 


GALERIA DE IMÁGENES
  • Iglesia de San Cristóbal
  • Torre de Espioca
  • Torre de Espioca
  • Masía del Carmen
  • Masía de Millerola
  • Plaza del Ayuntamiento

 

Site developed with Drupal